27.2.09

Acerca de la visión holográfica del universo (8)


Realidad multidimensional


Jack Sarfatti, también investigador físico, sugiere en Psychoenergetic Systems que la forma en la que puede existir la interconectividad superluminal se relaciona con un plano más elevado de la realidad. Sugiere que las «cosas» están más conectadas, o los acontecimientos más «correlacionados», en un plano de realidad situado «por encima» del nuestro, y que las «cosas» de dicho plano se encuentran conectadas a través de otro plano todavía más alto. Así, al llegar a un nivel superior, podremos entender la instantaneidad con la que opera la conectividad.

Conclusión

Los físicos dicen que no existen entidades esenciales que constituyan la materia, pues el universo es un todo inseparable, una vasta trama de probabilidades que se entretejen. El trabajo de Bohm demuestra que el universo manifiesto surge del todo. Yo sugiero que, en tanto que somos partes inseparables de ese todo, podemos entrar en un estado holístico de ser, convertirnos en el todo y penetrar en los poderes creativos del universo para curar instantáneamente a cualquiera en cualquier sitio. Algunos sanadores lo pueden lograr hasta cierto punto fusionándose y convirtiéndose en uno con Dios y el paciente.

Llegar a ser sanador significa avanzar hacia este poder creativo universal que experimentamos como amor al reidentificar el yo con el universo y convertirnos en universales; haciéndonos uno con Dios. Un escalón hacia esta plenitud consiste en despojarnos de las limitadas autodefiniciones basadas en nuestro pasado newtoniano de partes separadas, e identificarnos con los campos energéticos. Si podemos integrar esa realidad de forma práctica en nuestras vidas, podremos separar la fantasía de una realidad posiblemente más amplia. Una vez que nos hayamos asociado con los campos energéticos, la conciencia superior se relacionará con una frecuencia más elevada y con un mayor grado de coherencia. Mediante el modelo de Sarfatti, empezamos a ver un mundo muy semejante al que se describe más adelante: el mundo del aura y el campo energético universal. Dentro de él existimos en más de un mundo. Nuestros cuerpos más elevados (frecuencias aurales más altas) son de un orden superior y están más conectados con los cuerpos superiores de otros que nuestros cuerpos físicos. A medida que progresa nuestra conciencia hacia frecuencias y cuerpos más elevados, nos vamos conectando cada vez más, hasta que llega el momento en el que somos uno con el universo. Mediante este concepto, la experiencia meditativa puede ser definida, por tanto, como la elevación de nuestra conciencia a una frecuencia más alta de manera que pueda entonces experimentar la realidad de nuestros cuerpos más elevados, de nuestra conciencia más alta y de los mundos más altos en que existimos.

Examinemos más ampliamente, pues, el fenómeno del campo energético para ver qué nos puede decir la ciencia experimental.

FUENTE: Barbara Ann Brennan ("Manos que curan")

2 comentarios:

Daniel dijo...

Este comentario pertenece al libro Manos que curan (1) de Bárbara Ann Brennan. Debería citarse la fuente.

marcelo boetto dijo...

Daniel... Está citada la fuente, pero tu comentario me hizo entender que debería haberlo colocado en cada una de las partes en que dividí el post.
Cité a Barbara Ann Brennan y el nombre del libro en la parte (1).
Te dejo el enlace para que lo compruebes. De todas formas, veré de nombrar la fuente en cada una de las partes del post.
Aquí te dejo el enlace...

http://mundos-i-reales.blogspot.com/2009/02/acerca-de-la-vision-holografica-del_1770.html

Muchas gracias...